Transmitir experiencia y conocimiento a la region

vlcsnap-2013-10-02-10h54m14s148

En el marco del Taller de Sensibilización y Comunicación sobre Buenas Prácticas Ambientales en la Producción y Consumo Sostenible del sector  de Aserraderos y Productos de la madera para la Construcción, realizado el pasado 24 de setiembre en el Hotel Escuela Kolping, de Montevideo, se entrevistó a Gerardo García, Asesor de la Dirección Nacional de Medio Ambiente del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

¿Cómo se trabaja en el marco de ECONORMAS para promover Buenas Prácticas Ambientales en la Producción y Consumo Sostenible en el sector aserraderos y productos de la madera para la construcción?

Trabajamos tratando de transmitir buenas prácticas, generando normativa por un lado, guías de buenas prácticas, y fundamentalmente trabajando con el involucrado, en este caso, el emprendimiento concreto, a través de consultores que son contratados a partir del apoyo que de la Unión Europea dentro del Proyecto ECONORMAS Mercosur

Se busca transmitir entre los países que integran el Mercosur las experiencias y las buenas prácticas aplicadas a un sector, como forma de ir ganando experiencia y extrapolando determinadas situaciones. Deseamos que se avance en conjunto, por eso la independencia que tiene cada país de elegir en qué sectores conviene avanzar. La base es alinear las políticas públicas con los sectores y a partir de allí generar acciones concretas.

¿Qué necesidades y/o problemáticas se identifican respecto de la producción limpia en las empresas del sector?

Nosotros buscamos que los consultores transmitan cómo sería un sistema de gestión ambiental, pero el problema es que para tener un sistema de gestión ambiental que aplique buenas prácticas, primero tiene que existir una organización mínima, un sistema de gestión empresarial previo a desarrollar la gestión ambiental. Los consultores han tenido que realizar un trabajo previo de organizar esas pequeñas empresas, para luego ir hacia sistemas de gestión ambiental, básicamente el tema de la certificación ambiental que hoy se está exigiendo en casi todos los mercados.

¿Qué relevancia encuentra en este tipo de talleres centrados en la relación sector público – privado?

Lo más importante en estos talleres es el intercambio y el conocimiento que se genera al identificar desafíos, intercambiar experiencias, generar ideas por parte de los responsables de las presentaciones acerca de cómo resolver algunas de las problemáticas y temas que están planteados. También el conocimiento trasversal de los diferentes emprendedores, que no se conocen por pertenecer a diferentes departamentos.

¿Cuál es la importancia de abordar estos temas como región en el marco del Proyecto ECONORMAS?

La región tiene que generar con el tiempo un comportamiento homogéneo con respecto al tema; sobre todo, alinear exigencias y normativas. Los químicos que se usan para la impregnación en Uruguay son importados. En Brasil, tengo entendido ya se ha empezado a generar esa industria. Lo fundamental es generar determinada normativa y tratar de usar algunos químicos muy cuidadosamente; también el tema de cómo trabajamos con los residuos y el ahorro de energía y trasmitir esas experiencias a nivel de toda la región.