Nuevos recoursos y capacidades tecnicas colocan a Paraguay detro de estandares internacionanles de produccion

DSC 0392El Proyecto ECONORMAS MERCOSUR donó nuevos equipos de laboratorio al Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN) de Paraguay. En el marco de su línea de acción Convergencia Normativa y Reglamentaria y Creación de Capacidades Regionales de Evaluación de la Conformidad (RTyPECs), el Proyecto provee tanto medios técnicos como capacitación de recursos humanos para la utilización de esta tecnología. En el marco de la inauguración del nuevo laboratorio de metalurgia del INTN, se entrevistó a la Ing. Agr. Aida Romero, Directora de Información y Notificación de Comercio Exterior de la Dirección General de Comercio Exterior del Ministerio de Industria y Comercio de Paraguay, y Coordinadora del Subgrupo de Trabajo N°3 (SGT3) del MERCOSUR por Paraguay; y a la Abog. Blanca García, Funcionaria de la Dirección de información y Notificación de Comercio Exterior del Ministerio de Industria y Comercio de Paraguay y Coordinadora Técnico Administrativa del Proyecto por el SGT3.

¿Cuál es el objetivo del trabajo del SGT3 en el marco del proyecto ECONORMAS?

AR- El objetivo es la convergencia técnica, eso permitirá que los países del MERCOSUR manejen reglamentos comunes, que a la vez converjan en normas internacionales vigentes sobre los productos seleccionados, que en el caso de Paraguay son: madrea muebles, metalmecánica y productos eléctricos. Dentro del sector de madera y muebles, Paraguay eligió dos productos, piso parquet y productos multilaminados, que son productos de exportación, con la visión de fortalecer los esquemas de evaluación de la conformidad de los productos seleccionados para garantizar la calidad y seguridad de los mismos, y de esa manera, para que nuestro posicionamiento internacional sea más sólido.
En cuanto al tema de productos eléctricos, se eligió el sector de transformadores, y eso tiene una connotación muy importante, porque no está reglamentado dentro de Paraguay, y va a producir un beneficio para el consumidor final y ni qué decir para la exportación de ese producto. Y dentro de lo que es metalmecánica – es lo que pudimos ver en el día de hoy en la inauguración del laboratorio de metalurgia – es justamente el equipamiento para hacer los ensayos para las barras de acero que van a garantizar la seguridad en la construcción.

 

BG- En la estructura de organización del Programa se tiene un grupo de trabajo conformado por los técnicos de los laboratorios beneficiarios de este Programa, que han elaborado los TDR para los contratos que se firmaron en este Proyecto con las especificaciones técnicas de los equipos que fueron recibidos por los laboratorios.

En cuanto a los resultados más inmediatos, ¿qué ha ocurrido en los laboratorios, qué se ha instalado e inaugurado desde diciembre hasta hoy y que beneficios tiene?

AR- En diciembre se inauguraron los laboratorios de la Facultad de Ingeniería por el tema de transformadores y también de la Facultad de Ciencias Agrarias para madera y muebles. En ambos casos son cosas nuevas, que no existían, por lo que tenemos un resultado del 100%. Hoy día tenemos laboratorios con equipos de muy alta tecnología. Los ensayos van a garantizar calidad tanto al consumidor final como al comprador de esos productos en el mercado internacional. En el caso de las universidades, incluso, va a tener un alcance académico, porque los universitarios van a poder incluir esos temas dentro de su currícula, que son generalmente muy áridos para la comprensión. Estos proyectos difunden más acerca de estos conceptos técnicos, que muchas veces el común de la gente no lo comprende, gracias a esa difusión en la Universidad yo creo que va a tener un impacto mayor.
¿Qué utilidad tendrán en el sector metalúrgico los equipos provistos por el Proyecto Econormas?

AR- Son dos equipos, uno es de prensa universal, un equipo de una magnitud importante, que básicamente medirá la resistencia que tienen las varillas de acero que serán usadas en los cálculos estructurales que realizarán los ingenieros para las obras. Y un segundo equipo, el espectómetro, que va a permitir conocer la composición de los metales que integran esa varilla y si está dentro de lo que establece la normativa internacional o no.
¿Cuál es el impacto a nivel país?

BG- El Proyecto Econormas es muy importante para nuestro país porque además de las donaciones de equipamiento para los laboratorios, fortalece el nivel de capacidad técnica de los recursos humanos, lo que repercute directamente en la calidad de los productos seleccionados por nuestro país en el marco del Proyecto. De esta forma, se están equipando laboratorios que nos ponen al nivel de la exigencia internacional; hace que nuestros productos sean más seguros y de mejor calidad y puedan competir con los productos de otros países en los sectores que se han individualizado.

AR-En su discurso, el Ministro mencionó también que este Proyecto permite afianzar las estructuras del país, las estructuras técnicas, las infraestructuras de calidad y capacitar a los técnicos. Porque la capacitación es fundamental, no solamente en el uso del equipo sino en las negociaciones, porque nosotros tenemos el desafío de negociar con la Unión Europea. Como Mercosur nos interesa mejorar nuestro relacionamiento comercial, entonces todo este Proyecto crea una sinergia a nivel nacional donde coordinamos entre los diferentes actores, coordinamos con normalización, con los técnicos de laboratorio, con el Organismo Nacional de Acreditación; eso nos permite formar un grupo humano muy interesante que va creciendo y eso se incorpora también a la interna de las instituciones. Hay un fortalecimiento de la capacidad técnica y de negociación y eso es muy positivo.